“Las piedras cansadas” de Velille

20170115-tuntumapata-alexander-producciones

Foto: Alexander Producciones.

Tuntumapata es uno de esos paisajes con una esencia especial. Algunos le llaman el rincón de “las piedras dormidas” o “las piedras cansadas” que se quedaron a medio camino entre Alccavictoria y Cusco. Son varias las leyendas que nos hablan de este peculiar jardín de piedra localizado en el rico Velille y que hoy, ¡te invitamos a explorar!

Estos bloques de piedra fueron tallados por los incas con el fin de usarlos para la construcción de las fortalezas. Miden tres metros de largo, por un metro y medio de ancho y su peso es aproximadamente de una tonelada.

tuntumapata-02

Foto: Sergio Urday. (Del libro Lazos de Oro.)

Como no existen estudios antropo-arqueológicos en Chumbivilcas, la población local crea y recrea, mediante historias el significado y la función de antiguos asentamientos como en el caso de Tuntumapata.

La leyenda más difundida cuenta que los incas estaban trasladando piedras a medio trabajar desde la cantera de Alccavictoria hacia el Cusco, pero cuando se supo de la llegada de los españoles, la obra se paralizó y se quedaron en Velille formando un hermoso bosque de piedras.

 

 

Anuncios

Los secretos de Haquira

Foto: Hidden Inca Tours

A solo hora y media del pueblo de Santo Tomás (Chumbivilcas), descubrimos la Qaqa Cárcel, una histórica prisión de piedra ubicada al pie de una montaña.

En este presidio, localizado en Haquira, un pueblito muy cercano al borde entre Cusco y Apurímac, los europeos castigaban a los indígenas rebeldes que se negaban a cumplir con la mita. En aquellos tiempos esta zona se había hecho popular por el hallazgo de minas de oro y plata en su territorio.

haquira-apuorqontaki

Foto: Apuor Qontaki

Qaqa, en quechua  significa “gran roquedal” y siglos atrás había sido un espacio de adoración en donde se veneraba a las entidades celestiales como el Sol, la Luna, y las estrellas.

Durante la época de la conquista los indígenas fueron obligados a excavar durante años, abriendo bóvedas y túneles que más tarde se convirtieron en celdas.

Todo el recinto fue amurallado y contaba con una sola puerta de entrada. Los ambientes tienen los techos abovedados y desde lo más alto del Qaqa Cárcel puede observarse el sillón de piedra donde se sentaba el guardia principal que controlaba todo lo que ocurría allí y en el pueblo.

Para llegar a Haquira se debe tomar un bus desde Cusco vía Santo Tomás (Chumbivilcas), el paradero de esta ruta es al costado del coliseo cerrado, en el distrito de Wanchaq. El precio de los pasajes es de 40 a 50 soles aproximadamente. Los carros salen martes y jueves, y en fiestas todos los días.

El hospedaje más cercano se encuentra en el poblado de Santo Tomás y en el mismo pueblo de Haquira.

Consejos de viaje

*Los meses de mayo a setiembre son ideales por las escasas lluvias.

*Durante el mes de setiembre se celebra la fiesta patronal de la Virgen de Cocharcas, que congrega a todo el distrito y visitantes de otras zonas.

Fuente: Rumbos del Perú.

Wakawaqra, conjunción de melodías de la música chumbivilcana

  • Con su tronar quejumbroso y único, rústico pero maravilloso está presente en toda fiesta de nuestra Tierra Brava.

Follow @Yo_chumbivilcas

A más de 3.500 m.s.n.m. en los territorios de la provincia de Chumbivilcas, se ubica Llusco la tierra de los sonidos, conocida como la cuna del Wakawaqra – instrumento musical de viento, que caracteriza a la provincia de Chumbivilcas.

wakawaqra-conjuncion-de-melodias-de-la-musica-chumbivilcana-chumbivilcas-cusco-llusco-hudbay-peru2

El Wakawaqra está hecho a base de cuernos de ganado vacuno, es propio de los andes peruanos y parte de la tradición oral del distrito de Llusco. Es conocida por nuestros hermanos como wakrapuku, waqla, wagra, wakra montoy, waray condor, Santiago y corneta andina. Este instrumento musical consiste en una trompeta natural, compuesta por varios fragmentos de cuernos de ganado vacuno unidos en un tubo en forma de curva.

Aprender a tocar el Wakawaqra no es tan sencillo, más allá de tener buenos pulmones se debe poner pasión y tener conexión con el instrumento tal como nos cuenta nuestro hermano Vicente Triveño natural de Llusco, quien asumió la ardua tarea de enseñarle el arte del Wakawaqra a su hermano Tiburcio. Ambos han participado de varios eventos con su instrumento, llevando su arte a otras zonas del Perú como Haquira, Cusco y Lima.

wakawaqra-conjuncion-de-melodias-de-la-musica-chumbivilcana-chumbivilcas-cusco-llusco-hudbay-peru1

Hermanos Triveño

El Wakawaqra acompaña las corridas de toros que acompañan diversas fiestas religiosas. En nuestra provincia se interpreta en las fiestas de la Virgen de la Natividad, de la Virgen del Rosario y de la Inmaculada Concepción. Dentro de la comparsa que acompaña el Wakawaqra está la tinya (tamborcillo) que va marcando el compás y conformando el trío los acompaña un violín.

Este instrumento tradicional nace de la creación del hombre andino, concebido a partir de elementos traídos por los europeos y adaptados a nuestra idiosincrasia, constituye uno de los aportes más importantes a la cultura musical del país siendo indispensable y necesario su reconocimiento. El 2013 el Viceministerio de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura a través de la resolución 071-2013-VMPCIC-MC, declaró al Wakawaqra como Patrimonio Cultural de la Nación, lo que constituye un orgullo para los chumbivilcanos y refuerza el amor y respeto a nuestras costumbres, tradiciones y cultura.

Alex Toledo, hermano ganadero Uchucarqueño

“Desde muy pequeño aprendí el valor de cuidar a los ganados. Es un trabajo fascinante, que tiene muchos sacrificios e implica dedicación.”

Follow @Yo_chumbivilcas

El hermano, Alex Toledo (38 años), nacido en la comunidad de Uchucarcco, del distrito de Chamaca, dueño de la ganadería ”Vallecito”, debido a su esfuerzo y al apoyo de diversos aliados estratégicos, es en la actualidad uno de los mejores ganaderos de la zona y de la provincia de Chumbivilcas.

chumbivilcas_lacetos

Alex Toledo junto a su queridisima vaca Vikins en las instalaciones de la Ganadería Vallecito

Nuestro hermano Qorilazo ha dedicado más de 14 años de su vida a la actividad ganadera, y ha logrado obtener diversos premios en ferias locales, regionales y nacionales, gracias a la calidad de sus ganados. En el Festival de Ganado Lechero de Uchucarcco se posicionó en el 1° puesto, sorprendiendo al jurado internacional por la conformación fenotípica de sus ganados en un 80%.

En el camino hacia su éxito ganadero, Alex Toledo recibió el apoyo de la empresa minera Hudbay Perú, que a través del Instituto de Desarrollo Sostenible (IDS) trabajó el proyecto de Sanidad Animal, donde los pobladores recibieron asistencia técnica domiciliaria y capacitaciones para la mejora de sus ganados. “Hudbay impulso la ganadería, a través del IDS, que trajo pajillas importadas y permitió mejorar los animales. Nos apoyó con semillas de avena, con pastos que permitió cambiar la imagen de la comunidad”, agregó.

img_1291

Con el objetivo de mejorar la calidad de sus ganados y la producción lechera, Alex viene trabajando en la mejora genética de sus ganados, que le permitirá cumplir la meta de obtener  40 litros de leche por día, y seguir fortaleciendo la ganadería en la comunidad de Uchucarcco.

El propietario de la ganadería “Vallecito”, ofrece al público la venta de terneros raza Brown Swiss, registrados y adaptados a más de 3080 m.s.n.m. Además brinda asesoramiento en campo para la crianza de ganados vacunos, producción de queso y de derivados lácteos. Si usted desea contactarlo puede comunicarse a los teléfonos 966574655 o al 940856894, quien los atenderá gustoso.

Toqto, la guerra de nuestros antepasados

Por entradas diferenciadas, la gente de ambos bandos va llegando —en masa— a pie, caballo, moto, combi, station wagon, camioneta, bus y camión. Toqto, al ras del cielo, está a 4200 msnm. Acá hoy se enfrentan decenas de hombres en una hondonada entre cerros. Se trata de una batalla ritual.

Es, en efecto, un enfrentamiento entre caneños y chumbivilcanos que mantienen una antigua rivalidad y que en otros tiempos protagonizaron sanguinarios encuentros que eran parte de sus existencias. Una batalla es ritual cuando se sigue realizando como una tradición en la que, si bien hay heridos y eventualmente muertos, “exorciza” la obligación de la guerra, siendo casi una representación simbólica (y por qué no, también lúdica) que suplanta a la original. Es como una maqueta de algo que en verdad no se va a construir.

La mayoría de peleadores de Chumbivilcas son jóvenes varones que vienen de las comunidades de Wanako, Aucho, Q’ewincha, todas en el distrito de Livitaca. Los tradicionales contrincantes de Canas provienen generalmente de Cheq’a y Q’ewe. Cada año, se concretan tres enfrentamientos en Toqto: el 8 de diciembre, en Año Nuevo y durante la festividad de Compadres (con fecha variable en febrero). En cambio, en Chiaraje, Canas, se dan otras luchas en fechas distintas y solo entre caneños.

toqto-chumbivilcas-1

¿Cuál es el origen de una tradición tan arraigada como la de estas batallas? La antropología les ha dedicado tiempo y cerebro, pero no se tiene aún una versión del todo confirmada. Según la investigadora Vicentina Galiano: “Livitaca está entre los límites del Condesuyo y Qollasuyo […]. La pelea de Tocto se da entre comunidades de Livitaca (Condesuyo) y las comunidades de Canas (Collasuyo) por reconocimiento de sus linderos” . Así, la conocida rivalidad de límites entre los k’anas y los ch’umpiwillkas habría conllevado a luchas por dominio geopolítico y simbólico.

A ello se podría sumar la hipótesis que se trataba de culturas que se disputaban la voluntad de la naturaleza. El corazón de la contienda se ha protagonizado desde larga data en Quchapata, lugar vinculado al agua. En esta línea, el antropólogo Héctor Espinoza sostiene que la abundancia de lluvias se le aseguraba al bando ganador: “la pelea era por el fenómeno atmosférico”.

Otra versión adoptada por los propios participantes de las batallas es que estas fueron una manera de prepararse bélica y mentalmente en los años previos a la rebelión de Túpac Amaru II; aprendizaje que les sirvió para alzarse contra los españoles y tratar de subvertir el orden colonial. Pero si se pregunta por qué lo hace a un joven qorilazo audaz, cargado de adrenalina, que va a pelear, la respuesta será, “Solo seguimos las huellas de nuestros antepasados”. El cómo y el por qué son irrelevantes; se asumen naturalmente como un deber ancestral.

Extraido del libro “Lazos de Oro”

Misti Turus: Las corridas de toros en Chumbivilcas… ¡Una fiesta brava!

Chumbivilcas: Corrida de toros

Chumbivilcas: Corrida de toros

El Misti Turus es una fiesta tradicional de Chumbivilcas (Cuzco- Perú)  en la que se celebran los aniversarios  de la provincia. En esta se demuestra la valentía del pueblo frente a un toro, con música, bailes típicos, toreros y mucha alegría compartida entre los chumbivilcanos.

Sigue leyendo