¿Cómo es la minería en Chumbivilcas?

chumbivilcas_peru_mineria_conflicto_protesta_cusco

Minería en Chumbivilcas

La provincia de Chumbivilcas cuenta con un extenso territorio, que incluye pastos naturales que corresponden al 84.39% de la superficie agropecuaria de la zona. Además de este atributo natural, nuestra tierra brava cuenta con un territorio lleno de recursos minerales. Una condición que desde hace muchos años ha desatado el interés de numerosos inversionistas, que actualmente apuestan por la zona pese a la posición antiminera de algunos pobladores y, por qué no, autoridades.

Hasta el 2012, operaciones como Ares y Anabi encendieron el coraje de la población por no respetar al 100% el medio ambiente y no lograr una convivencia de armonía con las comunidades, por lo que detuvieron sus operaciones en medio de una etapa de conflictos sociales en la provincia.

¿Qué proyectos y/o operaciones mineras conviven en armonía con Chumbivilcas y las comunidades cusqueñas aledañas?

En la provincia de Espinar se encuentra el proyecto Antapaccay, que actualmente reemplaza las operaciones de la mina Tintaya que culminó sus actividades en el 2013. Antapaccay, tendrá una vida útil de más de 20 años y actualmente se beneficia de la infraestructura administrativa y logística de Tintaya, así como de la experiencia de su personal.

Recientemente, Antapaccay benefició con un monto de 325 mil soles a 140 familias ganaderas de la comunidad de Huayhuahuasi, distrito espinarense de Coporaque, para así potenciar su capacidad en la producción de ganado vacuno. Esta entrega se hizo posible gracias a los fondos del quinto y sexto aporte del Convenio Marco que se entregó a la provincia de Espinar. La ejecución del proyecto estuvo a cargo de la Fundación Tintaya y logró comprar accesorios de inseminación, entre otros. Además, cuentan con una de desempeño ambiental en regla: aproximadamente el 70 % del agua de uso industrial es agua recirculada, con lo que aseguramos cero vertimientos al medio ambiente. Antapaccay no afecta, ni afectará, el caudal ecológico del Río Salado.

Por otro lado, la empresa canadiense Hudbay Minerals, apuesta cada vez más por la provincia de Chumbivilcas y el emprendimiento lleno de coraje de los pobladores de cada una de sus comunidades. Ejemplo de ello es que, en el distrito de Velille, muchos de ellos se convertirán en empresarios agropecuarios gracias a una iniciativa promovida por el Estado y la empresa privada, en la cual se destaca la participación de Hudbay.

Las autoridades de los distritos de Velille, Livitaca y Chamaca han puesto en marcha esquemas de trabajo que beneficiarán a sus pobladores en el corto plazo. Para ello, la participación del Gobierno resulta fundamental como garante de una actividad minera que necesariamente debe gestionarse con altos estándares sociales y ambientales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s